Viviendas autosuficientes y tecnologías energéticas

Viviendas autosuficientes y tecnologías energéticas

Desde la web de JMBermejo arquitecto nos proponemos abordar dos temas que están de actualidad, como son la eficiencia energética y el diseño inteligente.

En los últimos años, uno de los intereses más importantes a la hora de diseñar un espacio ha sido tratar de lograr un uso adecuado de la energía, así como lograr que tanto la temperatura, como el consumo energético se vean regulados por el diseño mismo de la vivienda.

Algunas de las soluciones clásicas a estos problemas pasan por una buena orientación, que tenga en cuenta las condiciones climáticas y meteorológicas del entorno; así como en el número de vanos y su disposición, que controlará el itinerario de las corrientes de aire, es decir, la ventilación dentro del espacio; además de los diferentes materiales aislantes, tanto en muros como en ventanas y puertas.

En la actualidad, sin embargo, y gracias a las energías limpias, comienzan a surgir tecnologías capaces de llevarnos un paso más allá en lo que respecta a la independencia energética de nuestra vivienda.

Baterías eléctricas domésticas

La nueva batería de Tesla Motors es un ejemplo de ello. Presentada al público hace poco menos de dos meses, la nueva batería tiene como finalidad abastecer a una vivienda de energía eléctrica durante al menos un mes, sin necesidad de hacer uso de la red eléctrica. Toda una revolución, el nuevo producto de Tesla ha sido anunciado por los expertos como la fuente energética del futuro, ya que además posee la habilidad recargarse mediante fuentes ecológicas.

El funcionamiento es el siguiente, la batería es capaz de mayor aprovechamiento y almacenamiento procedente de energía fotovoltaica, y además es capaz de recargarse de forma rápida y segura en puntos de abastecimiento, similares a las estaciones de servicio de hidrocarburos.

Energía fotovoltaica e impuesto al sol

España es además uno de los paraísos climáticos de la energía solar, de modo que las autoridades no han tardado en frenar un posible auge de este tipo de energía aprobando el llamado ‘impuesto al sol’, que al parecer obliga a los productores de energía procedente del astro rey a pagar un tributo al Estado por la energía generada. Este impuesto es poco comprendido fuera de nuestras fronteras, hasta el punto de que la revista Forbes se ha mofado de la medida en un artículo y las autoridades europeas han advertido que no entienden la decisión en un país capaz de producir excedente energético gracias a la energía solar.

Y es que según www.ecoserveis.com, lugares como Cádiz poseen potencial suficiente para producir hasta un 160 % la energía consumida, tan solo utilizando el sol como fuente de energía. Es decir, la mayoría de capitales del sur de España son capaces de producir excedentes energéticos, aunque de hecho lo que tienen es déficit, que se traduce en elevados precios en el coste de la electricidad, debido a la necesidad de las eléctricas de importar la que no son capaces de producir.

Tecnología y voluntad

La tecnología parece estar de parte de los consumidores con la nueva aparición de todo tipo de sistemas aislantes; tecnologías domésticas de bajo consumo, como la nueva iluminación led o los sistemas de calefacción por pellets o bioetanol; así como las nuevas posibilidades de aprovechamiento de las energías renovables (neo-aljibes, aerogeneradores domésticos, baterías de alta capacidad, células fotovoltaicas) etc.

La voluntad de construir una vivienda que aproveche estas posibilidades está en propietarios y diseñadores. Las implicaciones a largo plazo de este tipo de construcciones, no solo tienen que ver con el respeto ecológico, sino que en la mayoría de casos suponen un importantísimo ahorro económico. La posibilidad de crear una vivienda capaz de autoabastecerse energéticamente es el reto del siglo XXI y afortunadamente la humanidad está más cerca de alcanzarlo de lo que parece.

La arquitectura del vidrio

La arquitectura del vidrio

Actualmente existen diferentes tendencias arquitectónicas que han convertido el vidrio en un material de construcción de máxima importancia. Aquel elemento frágil y costoso ha pasado a ser referencia de la vanguardia en el diseño de edificios construidos casi íntegramente usando este material. Esta semana, les proponemos un viaje desde las vidrieras de las catedrales hasta los rascacielos de Chicago o las torres asiáticas.

 

Arquitectura en vidrio

Arquitectura en vidrio

 

Auge del vidrio

Es prácticamente imposible rastrear el primer elemento de vidrio en la historia de la arquitectura, pero si nos atenemos a su uso cotidiano, entonces comenzaríamos remontándonos al siglo XI y el uso del vidrio soplado en vidrieras de catedrales románicas. Sin embargo, no será hasta la Revolución Industrial, bien entrado el s. XIX, cuando comience a ocupar espacios públicos y de diseño fuera del ámbito religioso y ornamental. Los altos hornos y otros avances tecnológicos permitieron construir láminas de vidrio de un tamaño mayor, con unos costes reducidos y unas cualidades materiales más amplias. Es en este momento histórico cuando comienza a emplearse para nuevos usos arquitectónicos, que llevan al material más allá en cuanto a funcionalidad y diseño.

De sobra conocido es el primer edificio emblemático de este tipo: el palacio de cristal londinense (1851). Su diseño, a cargo del paisajista Joseph Paxton, impactó a los visitantes de media Europa, ya que albergó la primera exposición universal. Un poco más cerca, en Madrid, el palacio de cristal del Parque del Retiro (1887) es también la expresión de este nuevo interés por el vidrio.

Bauhaus

Ya están listos los ingredientes técnicos, y es en este momento, a principios del siglo XX, en el que solo falta el elemento creativo e innovador, que impulse al vidrio desde una simple ventana hasta La Torre de Cristal en Madrid. Y este elemento revolucionario se produce con la inauguración de la Bauhaus. Uniendo la escuela de artes y oficios con la escuela de Artes plásticas de Sajonia, Walter Gropius se propone convertir el diseño industrial en arte y aunar diseño y construcción en un movimiento de vanguardia que exprese los cambios filosóficos de los siglos XIX y XX. Ya en su declaración, al fundar la famosa escuela en 1919, Gropius propone elevar al cielo “el símbolo de cristal de la nueva fe”.

Unos años antes, Paul Scheerbart -filósofo, poeta e historiador del arte-escribe la obra Arquitectura de cristal (Glasarchitektur) 1914, en la que propone una arquitectura que se aleje del funcionalismo para dejar espacio a las ideas estéticas. Sustituir el ladrillo por el vidrio era la expresión de este nuevo movimiento. Y calaron en la vanguardia alemana, inspirando desde el comienzo el ideario de la Bauhaus.

Pero sería Mies van der Rohe, otra figura destacada de esta escuela –que llegó a dirigir-, quien llevaría la mística del diseño acristalado a su máximo esplendor, creando a partir de 1920 los primeros edificios de paredes vidriadas.

Disputas de cristal

Pero si hay dos edificios de vidrio que han suscitado polémica esos son Farnsworth (1946-1951), de Mies van der Rohe y la Glass house (1949) del arquitecto norteamericano Philip Johnson. Estos proyectos constituyeron las primeras viviendas unifamiliares construidas casi íntegramente de vidrio. Hoy en día es una moda recurrente el diseño de casas familiares abiertas a la luz natural con el uso del vidrio. Esta moda nace precisamente gracias a estos dos grandes arquitectos. A pesar de que actualmente comparten este mérito, en los 50 la Glass house de Johnson, con su espectacular belleza etérea, fue acusada de ser una copia de Farnsworth de Mies.

Al parecer Johnson había sido comisario en una exposición de Mies en el MoMA en 1947, en la que van der Rohe expuso el proyecto y una maqueta de Farnsworth, que aún no había sido construida. Johnson se apresuró y diseñó la Glass house y, aunque no ocultó la influencia que la obra de Mies había tenido sobre él, no se libró de las críticas de competir en el tiempo con un proyecto original de Mies, que éste aún no había materializado.

Rehabilitación de Casas

Rehabilitación “Casa de la Estrella”

JM Bermejo arquitecto, en el desarrollo de su labor en el campo de la rehabilitación de casas ha llevado a cabo el proyecto que a continuación os presentamos: Casa de la Estrella.

Esperamos que os guste tanto el trabajo realizado como la propia casa rehabilitada en sí misma, pues es a nosotros nos ha encantado trabajar en ella y contribuir así a su reutilización.