Arquitectura: Las Cimentaciones

Arquitectura: Las Cimentaciones

 

SI NUESTRO PROCESO DE FORMACIÓN EMPEZARÁ DESDE LA CIMENTACIÓN TENDRÍAMOS MENOS PROBLEMAS DE SUSTENTACIÓN

cimentacion

Arquitectura: Las Cimentaciones

 En arquitectura, como en casi todo en la vida, hay establecidas unas pautas para la correcta realización de los trabajos, un punto de partida y una meta o punto final. El punto de partida para comenzar cualquier construcción son los cimientos.

Seguro que habéis escuchado alguna vez de la importancia de las cimentaciones en dichos populares como “Sobre un buen cimiento se puede levantar un buen edificio, y el mejor cimiento y zanja del mundo es el dinero.”  Pues bien este dicho, como la gran mayoría si no todos, tiene una buena base en la realidad, o dicho de otra forma, buenos cimientos en los que asentarse.

Las cimentaciones son por tanto la base en la que se asienta toda construcción, o dicho más técnicamente, una serie de elementos estructurales que se encargarán de transmitir las cargas que la estructura habrá de soportar al suelo, teniendo además que distribuirlas para no sufrir sobrecargas. Debido a esto, y a que la resistencia del suelo, por regla general, es menor que la de los muros y pilares a soportar, la superficie que ocupan estas cimentaciones siempre será mayor que los elementos a soportar.

Este es el principal cometido de los cimientos pero no el único. Además de soportar esas cargas los cimientos han de ser lo suficientemente resistentes para no romperse por esfuerzos cortantes, ser capaces de soportar esfuerzos de flexión producidos por el terreno, soportar igualmente los posibles movimientos del terreno, así como las agresiones de éste y el agua, si la hubiera.

Como es de esperar existen diferentes tipos de cimentaciones dependiendo de las condiciones del terreno: cohesión, magnitud de cargas, ángulo de rozamiento interno, nivel freático… Teniendo en cuenta estos factores se calcula la capacidad portante que nos ayudará a determinar el tipo de cimientos a utilizar.
La clasificación según el tipo de cimentación se puede hacer en dos tipos básicos: Superficial y Profunda. Éstas a su vez se ramifican según las necesidades de cada proyecto:

  • Superficial ó Directa
    • Cimentaciones Ciclópeas
    • Zapatas
      • Aisladas
      • Corridas
      • Combinadas
    • Losas de Cimentación
  • Profunda

Vamos a comentar brevemente las principales características y usos de cada una.

Cimentaciones Ciclópeas

Consiste en la aplicación de hormigón mezclado con piedras de tamaño medio, para economizar, lanzándolas desde el punto más alto de la zanja sobre el hormigón, debiendo quedar las piedras totalmente envueltas de hormigón. Se utiliza en terrenos cohesivos que no produzcan desprendimientos de tierras.
Son baratos y fáciles de aplicar.

Zapatas Aisladas

Son el tipo de zapata más sencillo. Se utilizan como base para los pilares para que éstos tengan una mayor superficie en la que apoyar y así repartir mejor las cargas que soporten. Se utilizan en terrenos de naturaleza heterogénea, intentando con ellas igualar y estabilizar la construcción.

Zapatas Combinadas

Son las usadas para dos o más pilares

Zapatas corridas

Se podrían considerar como el resultado de unir varias zapatas aisladas en una única zapata más grande. Se utilizan para dar asiento a hileras de pilares o muros de carga, actuando como una viga. Las dimensiones de estas zapatas son variables pero se ha adoptado una altura mínima para ellas de unos 3dm.
Se utilizan en terrenos ne los que es necesario homogeneizar las cargas por la naturaleza defectuosa de aquel.

Losas de Cimentación

Se utilizan en terrenos mayormente homogéneos y se apoyan directamente sobre el terreno, soportando de esta manera grandes esfuerzos de flexión

Cimentaciones profundas y semiprofundas

Este tipo de cimentaciones se utilizan construcciones en las que el terreno no permite la colocación de cimientos superficiales, siendo el mejor y más claro ejemplo de esto son los cimientos de madera de las construcciones de Venecia.
Éstas se dividen en:

  • Micropilotes
  • Arcos de ladrillo o Mampostería
  • Muros de contención
  • Pozos de cimentación
  • Pilotes: Se clavan o construyen en hoquedades realizadas en el terreno
  • Pantallas
    • Isostáticas: una línea de anclajes
    • Hiperestáticas: varias líneas de anclajes

Esperamos que os haya resultado interesante esta pequeña introducción al maravilloso mundo de la cimentación.

 

 

 

 

Arquitectura: Las Cargas Estructurales

Las Cargas Estructurales

 

Según la Universidad de Castilla-la Mancha: El análisis estructural consiste en la determinación del efecto de las acciones sobre la totalidad o parte de la estructura, con objeto de efectuar las comprobaciones de los Estados Límites Últimos y de Servicio

Según esta misma Universidad y sus publicaciones “el análisis estructural proporciona resultados a nivel global y seccional. También debe servir para determinar el comportamiento a nivel local de aquellas zonas singulares donde las clásicas hipótesis de la resistencia de los materiales no sean de aplicación (las próximas a cargas concentradas, nudos, cambios bruscos de sección…)”.

Cuando hablamos de “cargas” tenemos que tener en cuenta que existen más de un tipo de cargas, entre las que vamos a destacar las siguientes:

– Cargas Muertas
– Cargas Vivas
– Cargas de Sismo
– Cargas de Viento

Las cargas muertas son aquellas que actúan sobre la estructura durante toda la vida de ésta e incluyen todos los elementos de la misma (vigas, techos, pisos, cubiertas..), por lo que también se las conoce como cargas “permanentes” y se representan con la letra “D” (dead=muerto). La principal carga muerta de cualquier estructura es la propia estructura, su peso.

Las cargas vivas son aquellas que se originan por el uso u ocupación de la construcción, identificándola. Dentro de estas cargas se incluyen elementos tales como personas, objetos móviles y divisiones que puedan cambiar de lugar. Estas cargas actuan durante un período determinado y corto de tiempo, incluyéndose en ellas el impacto. Otro nombre con el que se les conoce es el de cargas de “ocupación” y suelen ser bastante difícil de evaluar.
Dentro de este tipo de cargas existen las específicas para bodegas, que dependen del material y la altura de almacenamiento, y para puentes, que son un campo muy especial.

Las cargas de sismo son las ejercidas por los movimientos sísmicos en las estructuras y dependen de la situación respecto a las zonas de actividad sísmica en que encuentre. Éstas producen reacciones de inercia en las estructuras. La respuesta de las edificaciones frente a los sismos depende de:
– la rigidez de la estructura
– la distribución de la masa
-el tipo de suelo
– las características del sismo

Las cargas de viento son aquellas que ejercen o producen presión o succión sobre las construcciones. Son cargas muy importantes en estructuras de altura considerable o con una flexibilidad elevada, como pueden ser los puentes colgantes. Para medir estas cargas se tienen en cuenta los siguientes factores: velocidad del viento (y la variación que pueda experimentar con la altura), las ráfagas y su magnitud, la forma de la superficie expuesta, la zona en la que se encuentre la construcción.

El futuro de la construcción

El futuro de la construcción

 

Uno de los objetivos comunes a toda la humanidad es el de controlar el futuro, en mayor o menor medida, en cada uno de los momentos que forman nuestra vida. Este hecho es plausible desde los más nimios detalles (que no se nos queme la comida al cocinarla, por ejemplo) hasta los más grandes y complejos, como fue el lanzamiento de la estación espacial internacional, fruto de la colaboración de varios países para tener un laboratorio espacial.

Este deseo de dar forma a lo que está por venir, común a todos y cada uno de nosotros, se basa en que esperamos que el resultado de este control se vea recompensado en el momento de obtener el resultado, esperando que sea éste el que nosotros hubiéramos propuesto.

Pero esto sólo es posible si el resultado, única y exclusivamente, depende de una serie de relaciones causales, lo cual no siempre sucede. Según todo esto podemos resumir las formas de construir el futuro en tres:

  1. La construcción causada de nueva realidad.
  2. Nuevos estados que acontecen fortuitamente.
  3. Los estados futuros que surgen de la nada.

En el mundo de la arquitectura la visión del futuro es algo menos compleja, no mucho, y, cada vez más, las nuevas generaciones se están poniendo de acuerdo en esta visión: las edificaciones sustentables.

Esto se debe sobre todo al tema del calentamiento global, que, como no puede ser de otra manera, afecta a la construcción de manera significativa.

Uno de los puntos que más  influyen en materia de sustentabilidad es la impermeabilización, que ayuda a que las construcciones no se deterioren además de a que sean sustentables. “Antes la impermeabilización no se tomaba mucho en  cuenta, sin embargo hoy en día los arquitectos e ingenieros saben que es muy relevante ya que influye directamente en la sustentabilidad y eficiencia de un edificio” explicaba Roberto Misle Misleh, subgerente de la empresa Cave SA.

Una de las medidas para conseguir esta sustentabilidad son los llamados techos verdes. Éstos reducen el flujo de agua y consiguen retener hasta un 75% del agua de lluvia, aliviando la presión en la infraestructura de los drenajes, reducen también el consumo de energía gracias a su capacidad de aislamiento que puede llegar a reducir el promedio de las temperaturas en una ciudad. Además son una protección para el sistema impermeable al protegerlo de los rayos UV del sol.

El futuro de la construcción

Techos Verdes para viviendas sustentables

“Los techos verdes disminuyen la emisión de dióxido de carbono; contribuyen para la aprobación de las certificaciones verdes; ayudan a la aislación acústica; son estéticamente hermosos y por las razones descritas anteriormente pueden  incrementar el valor de la propiedad hasta en un 15% al proveer un activo valioso al edificio y sus usuarios” afirmó Misle.

Vienen nuevos tiempos, nuevas tendencias, y los arquitectos tenemos que estar siempre a la vanguardia de la técnica para hacer de nuestras construcciones ejemplos de modernidad, desarrollo, eficiencia y sostenibilidad.

 

La Casa en el Acantilado

La Casa en el Acantilado

No “junto a” o “cerca de” un acantilado, no. Esta casa está literalmente dentro de él, colgando de su parte más alta. Es la innovadora propuesta del estudio de arquitectura australiano Modscape para aprovechar mejor las parcelas que quedan junto a las costas más accidentadas e irregulares del país. De momento no es más que un proyecto que se llevaría a la práctica en función de la demanda de los clientes, por lo que no hay datos ni de las medidas definitivas ni de su coste (indudablemente elevado). En todo caso, sería la residencia ideal para las personas amantes del mar, que gusten de disfrutar de las vistas del horizonte despejado… y que no tengan nada de vértigo.

casa australia1

1. Así se vería esta casa tan original desde fuera. El conjunto, formado por varios módulos prefabricados, iría unido a la roca mediante soportes de acero. La idea es que el edificio actúe no como elemento de ruptura en el paisaje, sino como prolongación natural de la superficie terrestre.

casa australia2

2.  El interior contaría con amplísimos ventanales para poder aprovechar la luz al máximo y disfrutar de unas vistas inigualables del océano.

casa australia3

3.  La idea de los diseñadores es incluir mobiliario minimalista, con el objetivo de que la atención se mantenga en los impresionantes espacios exteriores.

casa australia4

4.  Corte vertical de la estructura del domicilio, que comprende cinco pisos de superficie decreciente a medida que se baja. La comunicación entre ellos se haría por medio de un ascensor y de escaleras.

casa australia5

5.  Plano detallado de cada uno de los pisos que comprendería la residencia. Contrariamente a lo habitual, sería el superior el que se usara como garaje. Después, a medida que se descendiera, se encontraría un salón con cocina, dos dormitorios en una planta, otro más en la siguiente, los correspondientes cuartos de baño, y en el extremo inferior, una terraza con mirador.

Arquitectura: Nuevas Tendencias

Arquitectura: Nuevas Tendencias

Arquitectura: Nuevas Tendencias

Arquitectura: Nuevas Tendencias

Las nuevas tendencias en arquitectura, expresan la cultura del capitalismo multinacional, en la que el capital, ha abolido la particularidad, y el valor de uso ha sido superado por el valor de cambio. Sin embargo, la arquitectura, no puede verse de una manera semejante en países del Centro y en países de la Periferia; existen grandes diferencias de tipo económico, social, cultural, de mercado, etc.

Siempre ha existido y siempre existirá una dependencia de muchos tipos, y en este caso de tendencias arquitectónicas. Las nuevas tendencias han surgido en países Centro y han influenciado hasta la imitación a los países Periferia; no resulta fácil liberarse de sus influencias. Sin embargo, la misma estructura económica que propicia esta influencia cultural, es la misma que impide su desarrollo, ya que los factores que propician (economía, política, etc) estas tendencias, son totalmente diferentes, y llegan a la proyección de un producto ajeno, diverso, contradictorio, caro, e inviable para los países Periferia.

Hoy día, son numerosos y complejos los problemas que aquejan a la arquitectura, en un mundo globalizado, donde la economía y la política, tienen mayor peso, que las estructuras sociales y culturales. Estas discrepancias nos llevan a una crisis en arquitectura. Muchas y algunas que considero importantes son: En la arquitectura global, existe un hecho, la de fenómenos globales proyectados al estrellato en su personalización en una cincuentena de figuras, arquitectos famosos, triunfadores al estilo Hollywood. Con el reconocimiento de la exaltación de su personalidad pública.

El aspecto más relevante, es el mercado, detrás de él están manipuladores que gobiernan las finanzas y políticas de casi todos los países del mundo. Aquí la arquitectura es lo de menos, lo importante es el movimiento especulativo de capitales, construir por construir sin un propósito firme y concreto de uso, sin objetivos definidos y claros. Devaluación de la apreciación de la arquitectura y del arquitecto por parte del sector privado y de la administración pública.

El abandono por parte de los profesionales de sus objetivos sociales y culturales, y la visión economicista, ultraliberal y competitiva que preside irracionalmente toda la actividad productiva, aplicada al campo de la creación arquitectónica. En construcción hay una caída de la calidad y por consecuencia, una reducción de la edad de vida de las viviendas desde el actual de setenta años o más hasta los veinte años. La bajada de la calidad se estimula para propiciar, un incremento del consumo energético. En el futuro se trata de construir mal. Proliferación de manierismos individualistas, en búsqueda de la originalidad. El estilo es el mismo artista. Los determinantes políticos y culturales configuran un marco en el que hacer arquitectura en condiciones profesionales dignas es imposible.

Vimos un mundo dominado por la información y el capital , factores que operan en un estrato superior al de la política. No reconocen fronteras ni toman en cuenta los problemas humanos, produciendo sobreabundancia de lenguajes de comunicación. Las consecuencias no sólo es la degradación y el desprestigio de la profesión, si no existencia de una arquitectura ajena a la sociedad y a los individuos, lejos de su tiempo y espacio.

(Articulo enviado por: Arq. Aída Barrera Álvarez)

Via

Combatir el calor sin depender del aire acondicionado

Combatir el calor sin depender del aire acondicionado

 

No todo está en la corbata o en la temperatura del aire acondicionado. Existen muchas otras formas de combatir el calor sin disparar el consumo eléctrico. Con la subida de las tarifas, ya no se trata sólo del cambio climático, sino también de nuestros bolsillos. He aquí unos buenos consejos

Ante las nuevas preocupaciones energéticas, hoy antiguas inversiones pueden resultar muy poco rentables. Lo ideal es tener la casa adaptada al clima donde vives, aprovechando el sol, el viento, y las técnicas de construcción autóctonas.

Es decir, las normas tradicionales y más lógicas que los constructores han hecho evolucionar sobre el terreno durante siglos a base de observación, tales como pintar de blanco las fachadas de las casas en el sur de España, tener presente la orientación o aprovechar la luz y la ventilación natural. Una buena elección a la hora de elegir la vivienda o la oficina resultará clave luego en la factura energética que pagaremos.

Con todo, lo más habitual es que la casa ya esté construida. Pero entonces existen algunas técnicas que podemos aplicar sin gastar electricidad antes de recurrir al aire acondicionado, como instalar toldos o contraventanas, bajar las persianas, ventilar la casa de noche, aislarnos del exterior por el día o disponer de recipientes con agua para refrescar el ambiente… En muchas zonas del país estas medidas alternativas no serán suficientes para no tener que encender el aparato de refrigeración, pero seguro que al menos habrán servido para reducir de forma significativa las necesidades de frío.

Si has cubierto todos los pasos anteriores y sigues necesitando de un sistema de climatización que consuma energía, espera todavía un poco más antes de lanzarte al equipo del aire acondicionado. He aquí más recomendaciones para estar fresquitos este verano sin olvidar el medio:

*** Un ventilador convencional reduce entre uno y dos grados la temperatura y consume de 100 a 200 vatios de electricidad. Bastante menos que el aire acondicionado. Los de techo son mejores porque el aire caliente sube y el frío baja, además no -disparan- a la cara el aire, resultando así un mayor confort.

*** Los electrodomésticos ecológicos de refrigeración [o bioclimatización] tienen una gran eficiencia energética: con 500 vatios se puede climatizar una vivienda de 100 m2, con un consumo en funcionamiento entre 70 – 150 w/h sin gases refrigerantes y con la gran ventaja de poder dejar abiertas puertas y ventanas. Básicamente, aprovechan el aire exterior para humedecerlo, bajando así su temperatura y para que circule por la casa.

*** El aire acondicionado ocupa el último lugar en cuanto a ahorro de energía y dinero. Por muy eficiente que sea el aparato producirá un consumo energético elevado. Los aparatos de aire acondicionado emiten CO2 por su consumo eléctrico y además contienen otros gases efecto invernadero mucho más potentes: todos los gases refrigerantes, contribuyen al calentamiento de la tierra, con efecto invernadero mucho más potente que el del CO2. En verano vestir fresquito ayuda al confort térmico y se aconseja regular la temperatura del aire entre 24 y 26 ºC para estar cómodo.

*** Al adquirir electrodomésticos hay que recordar que éstos poseen una -Etiqueta Energética- que informa sobre su consumo. Desde que contamos con el TopTen de electrodomésticos informarse antes de comprar nunca fue más fácil. Entre los sistemas más eficientes están los que incorporan tecnología inverter, para evitar los arranques y las paradas sucesivas de los aparatos cuando llegan a una temperatura determinada, el momento en el que más consumen.

*** Una vez que te hayas decidido [lo mejor es un -clase A- con tecnología inverter] a la hora de instalarlo en casa tienes que tener varias cosas en cuenta: evita que el sol incida sobre el aparato, utiliza un termostato, ajusta la temperatura recomendada [unos 25 ºC, nunca a una temperatura inferior ya que además de no enfriar más rápido, aumenta mucho el consumo eléctrico], limpia los filtros una vez cada dos semanas o, como mínimo, una vez al mes. Otros consejos que dan los propios fabricantes ayudarán a hacer un uso más eficiente de estos sistemas.

Según el índice de eficiencia energética en el hogar de 2007, aunque existe una gran concienciación en la sociedad española sobre su contribución a la mejora del medio ambiente, ésta no se refleja en acciones concretas que mejoren la eficiencia energética. Gestos tan sencillos como regular la temperatura del agua según la estación del año o apagar completamente [sin -stand by-] los aparatos antes de salir de casa o al acostarse no forman parte de muchos de nuestros hábitos.

JM Bermejo Arquitecto: Casa en la Alcayna

JM Bermejo Arquitecto: Casa en la Alcayna

 

En las siguientes imágenes os mostramos el trabajo realizado en esta maravillosa vivienda en La Alcayna.

Un buen ejemplo de nuestro estilo innovador, elegante y sencillo.

Destacan los tres colores básicos (rojo, blanco y negro)utilizados, con líneas rectas y sencillas.

arquitecto-molina-de-segura

arquitecto-molina-de-segura

arquitecto-molina-de-segura

arquitecto-molina-de-segura

La entrada a la vivienda es espectacular gracias al detalle en “V” que acompaña a la puerta, dando un aspecto totalmente innovador y combinando trazos rectilíneos con ángulos muy pronunciados.

arquitecto-molina-de-segura

arquitecto-molina-de-segura

La luminosidad de la vivienda es impresionante gracias a los grandes ventanales repartidos por las fachadas y estancias.

arquitecto-molina-de-segura

arquitecto-molina-de-segura

JM Bermejo, su Arquitecto en Murcia

JM Bermejo, su Arquitecto en Murcia

…………EN ESTE LUGAR TAN PARTICULAR DONDE TRABAJAMOS UN REDUCIDO GRUPO DE PERSONAS

DONDE HACER REALIDAD TUS SUEÑOS 

DONDE PODEMOS MEJORAR Y CAMBIAR EL CONCEPTO DE VIVIENDA

DONDE PODEMOS CONSEGUIR QUE SE DISFRUTEN AL MAXIMO ESOS HUECOS EN QUE ANIDAMOS E INTENTAMOS SOSTENERNOS Y SER FELICES.

photo1

photo2

photo3

photo4

photo5

photo6

photo7

photo8

 

 

 

photo9

 

photo10ESTE ES NUESTRO ESTUDIO, VUESTRA CASA…