Diseño y Decoración de interiores

Diseño y Decoración de interiores

Diseño y Decoración de interiores

Diseño y Decoración de interiores

 

En nuestro estudio realizamos multitud de proyectos, ejecutamos obras completas, desde la cimentación hasta los retoques finales, pero el último paso, lo que siempre se ha llamado “vestir la casa” es otro de los grandes procesos a los que la construcción de cualquier vivienda está “sometida”.

La decoración del interior de nuestras viviendas no siempre es independiente de la construcción general de la vivienda. Con el tiempo la dependencia que adquieren la una con la otra es mucho más estrecha, hasta el punto de que muchas viviendas, sobre todo unifamiliares, se proyectan conjuntamente el interior y el exterior, para que la comunión de ambas partes sea perfecta.
De esta manera podemos, por ejemplo, elegir si queremos tener una zona con tumbonas para tomar el sol justo al salir de nuestro salón y no, como suele suceder de forma general, tener que estudiar y re-estudiar dónde podríamos ubicar esas tumbonas o cualquier otra zona que no gustara tener en nuestra vivienda (por ejemplo en viviendas fabricadas en bloque como dúplex, adosados, pisos…).

Como en casi cualquier especialidad el mundo de la decoración abre un abanico de posibilidades casi infinito, donde el límite es la imaginación. Así para una misma estancia, con un mismo uso, con unas condiciones X, podemos tener una serie de soluciones, de acabados, de tendencias para decorarla enorme.
En este mismo orden podríamos hablar de qué estancias queremos resaltar en nuestra vivienda, o qué zonas van a ser las más importantes, en cuanto a elementos decorativos se refiere, de la casa.

Tan importante es la decoración interior que puede hacer de una vivienda algo frío y poco acogedor, de la misma manera que puede convertir la estancia más fría, oscura y desapacible en un rincón con encanto, sólo con un diseño para la decoración que transmita las sensaciones que estamos buscando.

Como con cualquier otro elemento constructivo la decoración interior de la vivienda, así como la exterior, dependerán mucho de la zona en la que nos encontremos, el clima que tengamos en esa zona (el jardín de una casa en Asturias será, inevitablemente, totalmente diferente al jardín de una casa en cualquier playa del levante español), la ubicación de la vivienda (una casa en la montaña será totalmente diferente a una casa en el centro de cualquier ciudad), la orientación… Total que pueden influir un sinfín de factores que harán que nos decantemos por uno u otro tipo de decoración, así como el poder adquisitivo hará, ya no que la decoración o el diseño sean peores ni mejores, pero sí que los materiales que se empleen, las soluciones que se tomen, sean diferentes si aquel es mayor o menor (con un presupuesto más limitado en lugar de poner una tarima natural, por ejemplo, optaremos por una tarima artificial, que nada tiene que envidiar por cierto).
Pero en primer lugar tendremos que tomar la decisión más importante a la hora de elegir la decoración y el diseño del interior de nuestra casa, que no es otra que el carácter general de la misma, es decir si queremos que sea de aspecto moderno, clásico, rústico, más recargado, más diáfano… Esto nos marcará la línea a seguir en el momento de elegir materiales, colores, elementos…

Más adelante hablaremos más acerca de este maravilloso mundo que es la decoración de interiores, una parte fundamental en la construcción de cualquier vivienda, ya que dota de personalidad a un montón de arena, arcilla, agua, hierros, cemento… Al final es lo que convierte una construcción en un lugar habitable, en una palabra: un hogar.