Arquitectura: Las Cimentaciones

Arquitectura: Las Cimentaciones

 

SI NUESTRO PROCESO DE FORMACIÓN EMPEZARÁ DESDE LA CIMENTACIÓN TENDRÍAMOS MENOS PROBLEMAS DE SUSTENTACIÓN

cimentacion

Arquitectura: Las Cimentaciones

 En arquitectura, como en casi todo en la vida, hay establecidas unas pautas para la correcta realización de los trabajos, un punto de partida y una meta o punto final. El punto de partida para comenzar cualquier construcción son los cimientos.

Seguro que habéis escuchado alguna vez de la importancia de las cimentaciones en dichos populares como “Sobre un buen cimiento se puede levantar un buen edificio, y el mejor cimiento y zanja del mundo es el dinero.”  Pues bien este dicho, como la gran mayoría si no todos, tiene una buena base en la realidad, o dicho de otra forma, buenos cimientos en los que asentarse.

Las cimentaciones son por tanto la base en la que se asienta toda construcción, o dicho más técnicamente, una serie de elementos estructurales que se encargarán de transmitir las cargas que la estructura habrá de soportar al suelo, teniendo además que distribuirlas para no sufrir sobrecargas. Debido a esto, y a que la resistencia del suelo, por regla general, es menor que la de los muros y pilares a soportar, la superficie que ocupan estas cimentaciones siempre será mayor que los elementos a soportar.

Este es el principal cometido de los cimientos pero no el único. Además de soportar esas cargas los cimientos han de ser lo suficientemente resistentes para no romperse por esfuerzos cortantes, ser capaces de soportar esfuerzos de flexión producidos por el terreno, soportar igualmente los posibles movimientos del terreno, así como las agresiones de éste y el agua, si la hubiera.

Como es de esperar existen diferentes tipos de cimentaciones dependiendo de las condiciones del terreno: cohesión, magnitud de cargas, ángulo de rozamiento interno, nivel freático… Teniendo en cuenta estos factores se calcula la capacidad portante que nos ayudará a determinar el tipo de cimientos a utilizar.
La clasificación según el tipo de cimentación se puede hacer en dos tipos básicos: Superficial y Profunda. Éstas a su vez se ramifican según las necesidades de cada proyecto:

  • Superficial ó Directa
    • Cimentaciones Ciclópeas
    • Zapatas
      • Aisladas
      • Corridas
      • Combinadas
    • Losas de Cimentación
  • Profunda

Vamos a comentar brevemente las principales características y usos de cada una.

Cimentaciones Ciclópeas

Consiste en la aplicación de hormigón mezclado con piedras de tamaño medio, para economizar, lanzándolas desde el punto más alto de la zanja sobre el hormigón, debiendo quedar las piedras totalmente envueltas de hormigón. Se utiliza en terrenos cohesivos que no produzcan desprendimientos de tierras.
Son baratos y fáciles de aplicar.

Zapatas Aisladas

Son el tipo de zapata más sencillo. Se utilizan como base para los pilares para que éstos tengan una mayor superficie en la que apoyar y así repartir mejor las cargas que soporten. Se utilizan en terrenos de naturaleza heterogénea, intentando con ellas igualar y estabilizar la construcción.

Zapatas Combinadas

Son las usadas para dos o más pilares

Zapatas corridas

Se podrían considerar como el resultado de unir varias zapatas aisladas en una única zapata más grande. Se utilizan para dar asiento a hileras de pilares o muros de carga, actuando como una viga. Las dimensiones de estas zapatas son variables pero se ha adoptado una altura mínima para ellas de unos 3dm.
Se utilizan en terrenos ne los que es necesario homogeneizar las cargas por la naturaleza defectuosa de aquel.

Losas de Cimentación

Se utilizan en terrenos mayormente homogéneos y se apoyan directamente sobre el terreno, soportando de esta manera grandes esfuerzos de flexión

Cimentaciones profundas y semiprofundas

Este tipo de cimentaciones se utilizan construcciones en las que el terreno no permite la colocación de cimientos superficiales, siendo el mejor y más claro ejemplo de esto son los cimientos de madera de las construcciones de Venecia.
Éstas se dividen en:

  • Micropilotes
  • Arcos de ladrillo o Mampostería
  • Muros de contención
  • Pozos de cimentación
  • Pilotes: Se clavan o construyen en hoquedades realizadas en el terreno
  • Pantallas
    • Isostáticas: una línea de anclajes
    • Hiperestáticas: varias líneas de anclajes

Esperamos que os haya resultado interesante esta pequeña introducción al maravilloso mundo de la cimentación.

 

 

 

 

FELIZ VERANO!!!

FELIZ VERANO!!!

 

El equipo que de jmbermejo.es queremos desearos un muy feliz verano 2014. Sí, feliz verano, porque no sólo hay que desear felicidad sólo en las épocas que vienen marcadas (navidad, fiestas…) y ya está, como si no hubiese ninguna otra época para disfrutar y en la que ser felices y como si la llegada del verano no fuera motivo suficiente de felicidad: playa, sol, vacaciones… ¡qué más se necesitas!?

Nosotros vamos a seguir trabajando, continuando con los proyectos que tenemos en marcha, estudiando algunos nuevos, imaginando y creando nuevos diseños para ofrecer a nuestros clientes.

En estos momentos estamos con un proyecto en marcha en la Alcayna, del que os hemos ido avanzando imágenes y alguna cosita, que nos va a hacer sudar en los próximos meses, pero no importa ya que lo principal es que el cliente lo tenga terminado en el plazo acordado y se sienta orgulloso de haber elegido como arquitecto para su vivienda a este estudio.

Comentar también que en nuestro ímpetu por expandirnos, y llegar a cuanta más gente mejor, estamos trabajando en revitalizar las redes sociales, a las que podéis acceder desde nuestra web o desde este mismo blog, para crear un feedback con todos vosotros, que al final sois por los que trabajamos cada día, intentando superarnos y mejorar, con el único fin de satisfacer vuestras necesidades y deseos.

A los que os vais de vacaciones: DISFRUTAD, a los que no tenéis, o aún no han llegado:PACIENCIA y a los que ya las habéis disfrutado: ÁNIMO (que un año se pasa volando… jeje)

 

Combatir el calor sin depender del aire acondicionado

Combatir el calor sin depender del aire acondicionado

 

No todo está en la corbata o en la temperatura del aire acondicionado. Existen muchas otras formas de combatir el calor sin disparar el consumo eléctrico. Con la subida de las tarifas, ya no se trata sólo del cambio climático, sino también de nuestros bolsillos. He aquí unos buenos consejos

Ante las nuevas preocupaciones energéticas, hoy antiguas inversiones pueden resultar muy poco rentables. Lo ideal es tener la casa adaptada al clima donde vives, aprovechando el sol, el viento, y las técnicas de construcción autóctonas.

Es decir, las normas tradicionales y más lógicas que los constructores han hecho evolucionar sobre el terreno durante siglos a base de observación, tales como pintar de blanco las fachadas de las casas en el sur de España, tener presente la orientación o aprovechar la luz y la ventilación natural. Una buena elección a la hora de elegir la vivienda o la oficina resultará clave luego en la factura energética que pagaremos.

Con todo, lo más habitual es que la casa ya esté construida. Pero entonces existen algunas técnicas que podemos aplicar sin gastar electricidad antes de recurrir al aire acondicionado, como instalar toldos o contraventanas, bajar las persianas, ventilar la casa de noche, aislarnos del exterior por el día o disponer de recipientes con agua para refrescar el ambiente… En muchas zonas del país estas medidas alternativas no serán suficientes para no tener que encender el aparato de refrigeración, pero seguro que al menos habrán servido para reducir de forma significativa las necesidades de frío.

Si has cubierto todos los pasos anteriores y sigues necesitando de un sistema de climatización que consuma energía, espera todavía un poco más antes de lanzarte al equipo del aire acondicionado. He aquí más recomendaciones para estar fresquitos este verano sin olvidar el medio:

*** Un ventilador convencional reduce entre uno y dos grados la temperatura y consume de 100 a 200 vatios de electricidad. Bastante menos que el aire acondicionado. Los de techo son mejores porque el aire caliente sube y el frío baja, además no -disparan- a la cara el aire, resultando así un mayor confort.

*** Los electrodomésticos ecológicos de refrigeración [o bioclimatización] tienen una gran eficiencia energética: con 500 vatios se puede climatizar una vivienda de 100 m2, con un consumo en funcionamiento entre 70 – 150 w/h sin gases refrigerantes y con la gran ventaja de poder dejar abiertas puertas y ventanas. Básicamente, aprovechan el aire exterior para humedecerlo, bajando así su temperatura y para que circule por la casa.

*** El aire acondicionado ocupa el último lugar en cuanto a ahorro de energía y dinero. Por muy eficiente que sea el aparato producirá un consumo energético elevado. Los aparatos de aire acondicionado emiten CO2 por su consumo eléctrico y además contienen otros gases efecto invernadero mucho más potentes: todos los gases refrigerantes, contribuyen al calentamiento de la tierra, con efecto invernadero mucho más potente que el del CO2. En verano vestir fresquito ayuda al confort térmico y se aconseja regular la temperatura del aire entre 24 y 26 ºC para estar cómodo.

*** Al adquirir electrodomésticos hay que recordar que éstos poseen una -Etiqueta Energética- que informa sobre su consumo. Desde que contamos con el TopTen de electrodomésticos informarse antes de comprar nunca fue más fácil. Entre los sistemas más eficientes están los que incorporan tecnología inverter, para evitar los arranques y las paradas sucesivas de los aparatos cuando llegan a una temperatura determinada, el momento en el que más consumen.

*** Una vez que te hayas decidido [lo mejor es un -clase A- con tecnología inverter] a la hora de instalarlo en casa tienes que tener varias cosas en cuenta: evita que el sol incida sobre el aparato, utiliza un termostato, ajusta la temperatura recomendada [unos 25 ºC, nunca a una temperatura inferior ya que además de no enfriar más rápido, aumenta mucho el consumo eléctrico], limpia los filtros una vez cada dos semanas o, como mínimo, una vez al mes. Otros consejos que dan los propios fabricantes ayudarán a hacer un uso más eficiente de estos sistemas.

Según el índice de eficiencia energética en el hogar de 2007, aunque existe una gran concienciación en la sociedad española sobre su contribución a la mejora del medio ambiente, ésta no se refleja en acciones concretas que mejoren la eficiencia energética. Gestos tan sencillos como regular la temperatura del agua según la estación del año o apagar completamente [sin -stand by-] los aparatos antes de salir de casa o al acostarse no forman parte de muchos de nuestros hábitos.