La Arquitectura Ecológica: vuelta al adobe

La Arquitectura Ecológica: vuelta al adobe

Casa-de-adobe-y-madera

La Arquitectura Ecológica: vuelta al adobe

 

En la actualidad estamos viviendo una vuelta lo antiguo, a lo “vintage” según los más modernos, y en el mundo de la arquitectura no iba a ser menos.

Podemos fijarnos, por ejemplo, en la situación en Iberoamérica, donde la demanda de construcciones con tierra está viviendo una segunda juventud. Este auge está respaldado por la Red Iberoaméricana de Arquitectura y Construcción con Tierra (Proterra).

Está claro que este tipo de construcciones tiene una serie de ventajas con respecto a las tradicionales, más que tradicionales deberíamos decir contemporáneas, entre las que encontramos los beneficios para la salud y el medio ambiente, la sensación de estar más en contacto con la naturaleza y, por supuesto, el superaislamiento que nos proporciona.

Desde hace unos cinco años la demanda de este tipo de construcciones está experimentando un incremento a nivel global, lo cual supone un cambio bastante radical tanto en la mentalidad de las personas, más concienciadas con la sostenibilidad del planeta y con el cuidado de la propia salud, como en la de los arquitectos, que tienen que conseguir adaptar los patrones culturales de la construcción con tierra a las necesidades actuales, de tal manera que exista una armonía, siempre necesaria en cualquier tipo de construcción, entre los materiales que se emplean (tierra y madera, principalmente) con las comodidades que hoy en día se suponen “imprescindibles” en cualquier vivienda.

En cuanto a ventajas de este tipo de construcciones cabe destacar el gran beneficio que supone para nuestra salud el vivir en una vivienda construida con estos materiales, ya que el ambiente que se respira dentro de ellas siempre es más sano que en una vivienda construida con los materiales cotidianos de la actualidad, tales como cementos, plásticos, metales, pinturas…
Otra de las ventajas a destacar es la comodidad y confort que pueden llegar a aportarnos. En este sentido la capacidad de estos materiales totalmente naturales nos permiten controlar mucho mejor la humedad, manteniendo el interior de las viviendas secas gracias a la gran capacidad de aislamiento, tanto técnico como acústico. En el apartado del aislamiento acústico habría que señalar que estas construcciones de adobe y madera son capaces de regular la reverberación del sonido en las estancias, haciéndolas más agradables y acogedoras.
Otra ventaja la encontramos en los emplazamientos que se buscan para este tipo de casas, ya que normalmente se intentan establecer o construir en zonas rurales o campestres (no siempre es así ni mucho menos), independientemente del clima de cada zona, ya que estas viviendas son ideales para cualquier tipo de clima: si el clima es muy húmedo y frío, dentro estaremos calentitos y secos, y si el clima es seco y caluroso, dentro sentiremos mucho menos los efectos del calor y la sequedad.
Hemos comentado que estas construcciones se suelen dar en zonas rurales, pero no siempre, ni mucho menos. En centros históricos de grandes ciudades como Lyon, por ejemplo, podemos encontrar un gran número de edificaciones en tierra.

Uno de los grandes mitos acerca de estas construcciones es el alto riesgo de derrumbe, pero esto no es más que un mito, nada más lejos de la realidad. Observemos las propiedades estructurales de las construcciones con tierra y madera. Estos materiales son flexibles lo que les permite acompañar el movimiento del viento, por ejemplo, absorbiendo así el impacto sobre la estructura, todo lo contrario que ocurre con el hormigón, un material rígido incapaz de absorber ningún impacto.

Rosario Etchebarne, arquitecta uruguaya e integrante de Proterra, ha comentado a este respecto que “había más sabiduría en esa forma de pensar las estructuras que en las de ahora con el hormigón”.

El principal hándicap de la bioconstrucción es la carencia de formación universitaria en los arquitectos, algo que debería ser solucionado por el bien de todos y el del planeta.

 

Rehabilitación de casas: El Porche ó Cenador

Rehabilitación de casas: El Porche ó Cenador

cenador

Rehabilitación de casas: El Porche ó Cenador

Continuando con el anterior post de este blog dedicado a la arquitectura y a sus diferentes aspectos, técnicas, secciones, especialidades… en el que nos centramos en algunos aspectos en la rehabilitación de una vivienda en su exterior, el jardín en este caso, vamos a hablar de otro de los elementos más comunes en los jardines: El Porche ó Cenador.

La similitud de este elemento con las pérgolas es bastante evidente, incluso podemos considerar que fuera una evolución o un derivado de las aquéllas, pero en realidad es un elemento diferenciado, con su propia historia, características y usos.

Por definición un cenador es un elemento arquitectónico que está situado en el jardín, de forma redonda, normalmente, cercado y con una cubierta natural de plantas, generalmente trepadoras.
Ya en la definición podemos encontrar las primeras diferencias respecto a las pérgolas, ya que éstas no tienen porqué estar cercadas, una de las características de los cenadores. Este hecho, el de estar cercados, los diferencia de otros elementos y permite su separación del resto del jardín, convirtiéndolo en un elemento aislado que se integra en el conjunto del jardín.

Este tipo de construcciones suelen ser ligeras y resistentes, ya que al estar situadas en zonas exteriores, expuestas a las inclemencias del tiempo como el aire, la lluvia o el sol. Dependiendo del material con el que se haya construido el porche habrá que tener en cuenta qué cuidados va a necesitar, para lo que tendremos que tener en cuenta también la ubicación, ya que si está situado cerca de cualquier tipo de caudal de agua, o está en una zona en la que el viento pueda afectarle de manera especial, o cualquier otra circunstancia específica, tendremos que tomar las medidas necesarias para el mantenimiento y conservación de nuestro cenador.

Por supuesto si el material utilizado fue la madera deberemos aplicar, además de las pertinentes capas de barniz para exteriores, un tratamiento especial para la madera que la proteja del sol, la lluvia y el viento. Este tratamiento puede aplicarlo cualquiera con una simple brocha por lo que es más que aconsejable su aplicación para alargar la vida de la madera y, con ella, la de nuestro cenador.
En este caso, que la construcción sea de madera, cabe destacar que es la más utilizada y se suelen utilizar tres tipos básicos de madera:
– Pino de centroeuropa: se utiliza para crear un sistema laminado que previene la formación de grietas y dotar a la estructura de mayor resistencia.
– IPE: Madera de muy alta densidad, lo que le confiere una gran durabilidad casi sin mantenimiento. Es originaria de Centroamérica y Sudamérica. Por su alta calidad se utiliza en exteriores y es ideal para suelos.
– Pino nórdico: Esta madera es originaria de Suecia y está considerado como el mejor pino para celosías y vallados, por lo que resulta ideal para la construcción de un cenador.

Si el material que se haya utilizado ha sido metálico tendremos que asegurarnos de que el acabado se haya hecho con minio, que previene la formación en el metal del óxido. Esta capa de minio habrá que ir “renovándola” periódicamente para asegurar la durabilidad del porche.

La ubicación del porche ó cenador en nuestro jardín también es muy importante. Se puede considerar el elemento central del jardín o bien un apartado ó reservado.
Si hablamos de la ubicación en un jardín particular ésta, generalmente, será en el centro, ya que de esta manera tendremos una situación privilegiada en el entorno, pudiendo elegir el lugar exacto en el que se pueda disfrutar de mejores vistas, el lugar en el que menos moleste el sol, el que esté mas resguardado de los azotes del viento…
En cambio si vemos la ubicación de los cenadores en jardines de mayor tamaño, como suelen ser los públicos, éstos se sitúan más apartados, dejando los lugares de paso y paseo despejados, sin que por ello en los cenadores no se pueda disfrutar de buenas vistas, relajación, momentos íntimos…

Nuestro consejo es que si quieres tener un porche en tu casa aproveches la rehabilitación de la casa para instalarlo y disfrutar de momentos inolvidables.

 

 

Rehabilitación de casas: La Pérgola

Rehabilitación de casas: La Pérgola

pergola

Rehabilitación de casas: La Pérgola

Cuando queremos rehabilitar nuestra vivienda tenemos que tener en cuenta que todas las estancias y zonas de la misma han de quedar en consonancia. No podemos llevar a cabo una reforma integral de las zonas internas de la vivienda (habitaciones, salón, cocina, baños…) y dejar las fachadas, que son la parte visible de nuestra casa, sin rehabilitar, así como tampoco podemos dejar de cualquier manera las zonas de jardín, en el caso de disponer de ellas.

Es por esto que hoy queremos hablar sobre los trabajos que se pueden llevar a cabo en las zonas ajardinadas sobre todo de los elementos que nos ayudarán a dar forma al mismo. Hoy nos vamos a centrar en un elemento concreto como son las pérgolas.

Estos elementos arquitectónicos no son un descubrimiento del siglo XX, por mucho que para algunos lo haya sido, sino que se vienen usando desde hace muchísimos años, como nos demuestra el propio término que la define, ya que se tiene constancia del mismo desde 1645 en Italia, o el hecho de verlas en jardines naturalistas de estilo inglés que se construyeron en los siglos XVIII y XIX, que les llamaban la atención por la artificialidad natural que transmitían las pérgolas. Los materiales para la realización o construcción de estos elementos, que se pueden utilizar también como elementos estructurales de algunas construcciones, que se han utilizado a lo largo de la historia son bastante vairopintos.
Se han construido pérgolas utilizando los elementos que el jardín aportaba, tales como las ramas, troncos y brotes jóvenes y flexibles de algunas plantas como los sauces o avellanos. Éstos se iban uniendo desde la parte más alta mientras se iban formando unos arcos sobre los cuales se instalaban unos listones de forma longitudinal, permitiendo el crecimiento de plantas trepadoras que, poco a poco, iban cerrando la estructura creada con los brotes para crear un paseo con sombra, dándole frescor y protegiéndolo, parcialmente, de la lluvia.
Hoy en día las pérgolas se construyen con el material que deseemos y no dependemos de las plantas que tengamos en nuestro jardín. Así podemos ver pérgolas de metal con pilares cuadrados o cilíndricos y en la zona del techo listones que permiten el asentamiento y crecimiento de plantas enredaderas, como hacían antiguamente. Estas pérgolas sirven de base o estructura a las plantas que podemos plantar junto a ellas para conseguir la sombra  y el efecto estético que deseamos.
Una de las formas más comunes de construcción de pérgolas, al menos una de las más extendidas y que más suelen gustar, son las realizadas en madera. Un elemento que se ha unido a estas construcciones es el tejado como remate final. En estos casos los listones que suelen utilizarse de base para el crecimiento de las plantas enredaderas se utilizan como soporte para una nueva capa de listones, éstos se usan de base y como recubrimiento, que soportará el tejado final, compuesto de una capa de material aislante, para protegernos tanto de la luz como de la lluvia, y la obra de teja como remate del tejado.

También se pueden utilizar cenadores, que son muy similares a las pérgolas, con la única diferencia de que los cenadores tienen la cubierta completa e impermeable, similar a las nuevas pérgolas que hemos comentado en el párrafo anterior. También se diferencian en el uso al que están destinados: el cenador es un elemento de estancia y la pérgola un elemento de paso.

Otra opción para dar un nuevo aire a nuestro jardín pueden ser las celosías, cuyo único fin es el estético.

Estos son sólo algunos apuntes de los elementos que podemos elegir para la rehabilitación de nuestra casa, en concreto del jardín, pero el abanico de posibilidades es prácticamente ilimitado. Como se suele decir: el límite es tu imaginación.

Arquitectura: El Proyecto Arquitectónico

Arquitectura: El Proyecto Arquitectónico

 

Arquitectura: El Proyecto Arquitectónico

Arquitectura: El Proyecto Arquitectónico

Para definir qué es un proyecto arquitectónico tenemos que hacer referencia al conjunto de planos, esquemas, descripciones… utilizados para plasmar en un papel la idea o el diseño de cualquier edificación. Es un proceso clave en cualquier proceso constructivo y se ha de realizar antes de proceder a la construcción final de la obra. En general el proyecto es el desarrollo completo del diseño de la edificación incluyendo la distribución de usos y espacios, así como los materiales necesarios para ello, quedando detallado en este proyecto qué uso y finalidad tendrá cada uno de los materiales que aparecen en él, todo ello acompañado de dibujos desde diferentes vistas para una mayor comprensión y más perfecta ubicación en la obra.

Cada proyecto tiene una personalidad propia que viene dada por el arquitecto que lo realiza. Para esto es clave la interpretación que éste haga de cada fase del mismo, de tal forma que durante el proceso previo a la materialización del proyecto en el papel el arquitecto desarrollará una labor de investigación que determinará el resultado final, y que servirá de guía a lo largo de todo el proceso de realización del proyecto, la obra.

Para la preparación y elaboración del proyecto podemos establecer tres actividades fundamentales a realizar:

– Planteamiento inicial: En esta fase es en la que el arquitecto se reúne con el cliente final y éste da las ideas que tiene para la futura construcción. En esta fase el cliente y el arquitecto tienen que dejar definidos varios aspectos como el presupuesto disponible, el terreno en el que se va a edificar, el tipo de edificación que quiere… Es donde el proyecto va tomando forma.
– Interpretación: En esta fase el arquitecto, una vez recogidas las ideas del cliente, se encarga de estudiar la viabilidad de esas ideas. Tendrá que estudiar el terreno (qué tipo de terreno es, qué clase de materiales serán más convenientes en ese terreno y si coinciden con los elegidos por el cliente, sustitución de los materiales inadecuados por otros que sí sean aptos y estén acorde con los elegidos inicialmente por el cliente…), los materiales, la ubicación exacta dentro del terreno asignado…
– La investigación: como hemos comentado el arquitecto tiene que realizar una labor de investigación para poder plasmar en el papel todos los detalles que puedan afectar a la construcción, para lo cual toma los datos obtenidos en las fases previas e investiga todos los detalles.

Una vez superadas estas fases se procede a hacer un programa de diseño del proyecto en el que aparecerán las distintas partes de la futura construcción, tales como habitaciones, baños, cocinas… estableciendo las relaciones que entre estas estancias vaya a existir (el salón estará comunicado con la cocina, el dormitorio principal con el baño…).

A partir de aquí empieza el diseño, primero con una primera propuesta o hipótesis, que de seguro se cambiará según vaya avanzando el proceso, a la que sigue un proceso de zonificación (proceso por el cual se ordenan los elementos establecidos en el programa), un esquema y el partido. El partido lo consideramos como la materialización, dar forma a los espacios diseñados para que cumplan con su función.

Con esta información ya podemos crear un anteproyecto para presentar a nuestro cliente, que lo aceptará o no, y sobre el que se harán las modificaciones necesarias.

Una vez que el cliente da el visto bueno al anteproyecto, tras los cambios que hayan sido necesarios, se procede a la elaboración del Proyecto Básico que se presentará en los organismos oficiales para la obtención de permisos y licencias necesarias. Una vez resueltos los trámites burocráticos se elabora el definitivo Proyecto de Ejecución que será el que se utilice para la construcción de la obra.

Arquitectura: Las Cargas Estructurales

Las Cargas Estructurales

 

Según la Universidad de Castilla-la Mancha: El análisis estructural consiste en la determinación del efecto de las acciones sobre la totalidad o parte de la estructura, con objeto de efectuar las comprobaciones de los Estados Límites Últimos y de Servicio

Según esta misma Universidad y sus publicaciones “el análisis estructural proporciona resultados a nivel global y seccional. También debe servir para determinar el comportamiento a nivel local de aquellas zonas singulares donde las clásicas hipótesis de la resistencia de los materiales no sean de aplicación (las próximas a cargas concentradas, nudos, cambios bruscos de sección…)”.

Cuando hablamos de “cargas” tenemos que tener en cuenta que existen más de un tipo de cargas, entre las que vamos a destacar las siguientes:

– Cargas Muertas
– Cargas Vivas
– Cargas de Sismo
– Cargas de Viento

Las cargas muertas son aquellas que actúan sobre la estructura durante toda la vida de ésta e incluyen todos los elementos de la misma (vigas, techos, pisos, cubiertas..), por lo que también se las conoce como cargas “permanentes” y se representan con la letra “D” (dead=muerto). La principal carga muerta de cualquier estructura es la propia estructura, su peso.

Las cargas vivas son aquellas que se originan por el uso u ocupación de la construcción, identificándola. Dentro de estas cargas se incluyen elementos tales como personas, objetos móviles y divisiones que puedan cambiar de lugar. Estas cargas actuan durante un período determinado y corto de tiempo, incluyéndose en ellas el impacto. Otro nombre con el que se les conoce es el de cargas de “ocupación” y suelen ser bastante difícil de evaluar.
Dentro de este tipo de cargas existen las específicas para bodegas, que dependen del material y la altura de almacenamiento, y para puentes, que son un campo muy especial.

Las cargas de sismo son las ejercidas por los movimientos sísmicos en las estructuras y dependen de la situación respecto a las zonas de actividad sísmica en que encuentre. Éstas producen reacciones de inercia en las estructuras. La respuesta de las edificaciones frente a los sismos depende de:
– la rigidez de la estructura
– la distribución de la masa
-el tipo de suelo
– las características del sismo

Las cargas de viento son aquellas que ejercen o producen presión o succión sobre las construcciones. Son cargas muy importantes en estructuras de altura considerable o con una flexibilidad elevada, como pueden ser los puentes colgantes. Para medir estas cargas se tienen en cuenta los siguientes factores: velocidad del viento (y la variación que pueda experimentar con la altura), las ráfagas y su magnitud, la forma de la superficie expuesta, la zona en la que se encuentre la construcción.

Arquitecto en Murcia: Vivienda de piedra en La Alcayna

 

 

Arquitecto en Murcia: Vivienda de piedra en La Alcayna

Cada día gana más adeptos la construcción en piedra. Esta técnica primitiva consiste en el empleo de un elemento natural, unido con o sin empleo de morteros, las piedras unidas sin mortero emplean la fuerza de la gravedad (a hueso), las uniones con mortero pueden emplear distintos tipos de mortero.

La construcción en piedra está recobrando adeptos en la actualidad, siendo una técnica primitiva que emplea un elemento natural, y que está condicionada por las herramientas y técnicas constructivas. Consiste en la unión de piedras con o sin el empleo de argamasas, y se utiliza para construir viviendas, edificios, muros para contención o aterrazamientos, etc.

La construcción en piedra tiene muchas ventajas, la durabilidad, el fácil mantenimiento, la inercia térmica y acústica. Además, los procesos de elaboración o transformación de piedras, suelen consumir poca energía. La piedra se puede emplear como elemento estructural portante, formando muros de carga, o como revestimiento de cerramientos, exterior e interior. Un aspecto importante es que la piedra es resistente al fuego. Las desventajas de la construcción en piedra están en la lentitud en el proceso constructivo, presencia de humedades, la sobre explotación de muchas canteras, los altos costos.

Hay variedad de aparejos o sistemas de colocación de piedras: sillería, sillarejo, mampostería, sistemas mixtos, etc. La piedra resiste mejor los esfuerzos de compresión que los de tracción, es ideal para muros, más que para planos horizontales amplios y aberturas. Para solucionar este inconveniente, se emplean las cúpulas y los arcos, para que se produzca una buena distribución de cargas.

Dentro de la construcción en piedra, los elementos se pueden trabar por efecto de la gravedad (a hueso), empleando morteros, como el de arena y cal, cemento y arena, etc.

Elementos de la construcción en piedra:

La construcción en piedra puede emplearse para muros, caminería, techumbres, etc.

• Muros: la principal dificultad de esta construcción en piedra, es la irregularidad de la forma de las mismas. Estas construcciones son habituales en el medio rural, y se realizan con materiales del lugar. En la actualidad se construyen para fines decorativos. Las piedras deben seleccionarse pues presentan variedad de tamaños y formas, por lo cual deben ser talladas en ocasiones, para que se acerquen a la forma prismática. Para la construcción en piedra de muros, se coloca en cada metro, una piedra rectangular del ancho del muro, como guía de alineamiento. A partir de allí, se apilan las piedras, recubriéndolas con mortero. Los espacios grandes entre piedras, se rellenan con piedritas pequeñas y mortero. La verticalidad y alineamiento deben ser muy cuidados, pues es muy fácil perderlos. Para mantener la alineación, se coloca un tendido de cuerdas.
• Caminería: la construcción en piedra de un camino, es un elemento decorativo que brinda naturalidad y elegancia al jardín o la entrada de la vivienda. Seleccionaremos piedras calizas o mármoles cortados en lajas de grosor medio, como el Travertino. También pueden utilizarse basaltos, granitos, y areniscas, y el acabado es rústico y no pulido. Estos caminos requieren de mucho tiempo para lograr un resultado armonioso. Es recomendable seleccionar las piezas de modo de no cortarlas. La separación entre piedra y piedra debe ser por lo menos de 10mm. Las lajas se colocan sobre un lecho de mortero y se colocan una a una, y se mantienen a nivel con un listón.

 

En esta nueva construcción que hemos realizado en La Alcayna se han aplicado algunas de estas técnicas, adaptadas a los nuevos materiales, sobre todo en la construcción de la escalera de piedra y maderas.

A continuación podéis ver algunas imágenes de la vivienda construida en piedra por JMBermejo.es

Arquitecto JM Bermejo - Construcciones de Piedra 1

Arquitecto JM Bermejo – Construcciones de Piedra 1

Arquitecto JM Bermejo - Construcciones de Piedra 2

Arquitecto JM Bermejo – Construcciones de Piedra 2

Arquitecto JM Bermejo - Construcciones de Piedra 3

Arquitecto JM Bermejo – Construcciones de Piedra 3

Arquitecto JM Bermejo - Construcciones de Piedra 3

Arquitecto JM Bermejo – Construcciones de Piedra 3

FELIZ VERANO!!!

FELIZ VERANO!!!

 

El equipo que de jmbermejo.es queremos desearos un muy feliz verano 2014. Sí, feliz verano, porque no sólo hay que desear felicidad sólo en las épocas que vienen marcadas (navidad, fiestas…) y ya está, como si no hubiese ninguna otra época para disfrutar y en la que ser felices y como si la llegada del verano no fuera motivo suficiente de felicidad: playa, sol, vacaciones… ¡qué más se necesitas!?

Nosotros vamos a seguir trabajando, continuando con los proyectos que tenemos en marcha, estudiando algunos nuevos, imaginando y creando nuevos diseños para ofrecer a nuestros clientes.

En estos momentos estamos con un proyecto en marcha en la Alcayna, del que os hemos ido avanzando imágenes y alguna cosita, que nos va a hacer sudar en los próximos meses, pero no importa ya que lo principal es que el cliente lo tenga terminado en el plazo acordado y se sienta orgulloso de haber elegido como arquitecto para su vivienda a este estudio.

Comentar también que en nuestro ímpetu por expandirnos, y llegar a cuanta más gente mejor, estamos trabajando en revitalizar las redes sociales, a las que podéis acceder desde nuestra web o desde este mismo blog, para crear un feedback con todos vosotros, que al final sois por los que trabajamos cada día, intentando superarnos y mejorar, con el único fin de satisfacer vuestras necesidades y deseos.

A los que os vais de vacaciones: DISFRUTAD, a los que no tenéis, o aún no han llegado:PACIENCIA y a los que ya las habéis disfrutado: ÁNIMO (que un año se pasa volando… jeje)

 

Combatir el calor sin depender del aire acondicionado

Combatir el calor sin depender del aire acondicionado

 

No todo está en la corbata o en la temperatura del aire acondicionado. Existen muchas otras formas de combatir el calor sin disparar el consumo eléctrico. Con la subida de las tarifas, ya no se trata sólo del cambio climático, sino también de nuestros bolsillos. He aquí unos buenos consejos

Ante las nuevas preocupaciones energéticas, hoy antiguas inversiones pueden resultar muy poco rentables. Lo ideal es tener la casa adaptada al clima donde vives, aprovechando el sol, el viento, y las técnicas de construcción autóctonas.

Es decir, las normas tradicionales y más lógicas que los constructores han hecho evolucionar sobre el terreno durante siglos a base de observación, tales como pintar de blanco las fachadas de las casas en el sur de España, tener presente la orientación o aprovechar la luz y la ventilación natural. Una buena elección a la hora de elegir la vivienda o la oficina resultará clave luego en la factura energética que pagaremos.

Con todo, lo más habitual es que la casa ya esté construida. Pero entonces existen algunas técnicas que podemos aplicar sin gastar electricidad antes de recurrir al aire acondicionado, como instalar toldos o contraventanas, bajar las persianas, ventilar la casa de noche, aislarnos del exterior por el día o disponer de recipientes con agua para refrescar el ambiente… En muchas zonas del país estas medidas alternativas no serán suficientes para no tener que encender el aparato de refrigeración, pero seguro que al menos habrán servido para reducir de forma significativa las necesidades de frío.

Si has cubierto todos los pasos anteriores y sigues necesitando de un sistema de climatización que consuma energía, espera todavía un poco más antes de lanzarte al equipo del aire acondicionado. He aquí más recomendaciones para estar fresquitos este verano sin olvidar el medio:

*** Un ventilador convencional reduce entre uno y dos grados la temperatura y consume de 100 a 200 vatios de electricidad. Bastante menos que el aire acondicionado. Los de techo son mejores porque el aire caliente sube y el frío baja, además no -disparan- a la cara el aire, resultando así un mayor confort.

*** Los electrodomésticos ecológicos de refrigeración [o bioclimatización] tienen una gran eficiencia energética: con 500 vatios se puede climatizar una vivienda de 100 m2, con un consumo en funcionamiento entre 70 – 150 w/h sin gases refrigerantes y con la gran ventaja de poder dejar abiertas puertas y ventanas. Básicamente, aprovechan el aire exterior para humedecerlo, bajando así su temperatura y para que circule por la casa.

*** El aire acondicionado ocupa el último lugar en cuanto a ahorro de energía y dinero. Por muy eficiente que sea el aparato producirá un consumo energético elevado. Los aparatos de aire acondicionado emiten CO2 por su consumo eléctrico y además contienen otros gases efecto invernadero mucho más potentes: todos los gases refrigerantes, contribuyen al calentamiento de la tierra, con efecto invernadero mucho más potente que el del CO2. En verano vestir fresquito ayuda al confort térmico y se aconseja regular la temperatura del aire entre 24 y 26 ºC para estar cómodo.

*** Al adquirir electrodomésticos hay que recordar que éstos poseen una -Etiqueta Energética- que informa sobre su consumo. Desde que contamos con el TopTen de electrodomésticos informarse antes de comprar nunca fue más fácil. Entre los sistemas más eficientes están los que incorporan tecnología inverter, para evitar los arranques y las paradas sucesivas de los aparatos cuando llegan a una temperatura determinada, el momento en el que más consumen.

*** Una vez que te hayas decidido [lo mejor es un -clase A- con tecnología inverter] a la hora de instalarlo en casa tienes que tener varias cosas en cuenta: evita que el sol incida sobre el aparato, utiliza un termostato, ajusta la temperatura recomendada [unos 25 ºC, nunca a una temperatura inferior ya que además de no enfriar más rápido, aumenta mucho el consumo eléctrico], limpia los filtros una vez cada dos semanas o, como mínimo, una vez al mes. Otros consejos que dan los propios fabricantes ayudarán a hacer un uso más eficiente de estos sistemas.

Según el índice de eficiencia energética en el hogar de 2007, aunque existe una gran concienciación en la sociedad española sobre su contribución a la mejora del medio ambiente, ésta no se refleja en acciones concretas que mejoren la eficiencia energética. Gestos tan sencillos como regular la temperatura del agua según la estación del año o apagar completamente [sin -stand by-] los aparatos antes de salir de casa o al acostarse no forman parte de muchos de nuestros hábitos.

Rehabilitación de Casas. Los Canarios a la espera de una resolución.

Más de 16.000 canarios esperan por la rehabilitación de sus viviendas

Las pugnas entre Madrid y las Islas bloquean el arreglo o reposición de 4.206 casas en 32 barrios

Más de 16.000 canarios esperan por la rehabilitación o reposición de sus viviendas. En concreto, 32 barrios de cuatro islas que afectan a un total de 4.206 familias –con una media de cuatro personas por casa– aguardan por el arreglo de sus pisos o por la reconstrucción completa de los edificios en los que residen. Obras que tienen como objetivo la mejora de las condiciones de vida a sus moradores, ya que están ocupadas por familias con escasos recursos, y con las que se pretende aumentar su habitabilidad, eficiencia energética y la accesibilidad a sus hogares.

Los proyectos de reposición son aún más complejos, puesto que no solo consisten en derribar las casas y construirlas de nuevo, sino que conlleva el coste adicional de realojar a los inquilinos, en su mayoría personas de avanzada edad, a los que se intenta causar el menor trastorno posible.

El Gobierno canario culpabiliza al Estado del retraso de estas infraestructuras al no sufragar desde el año pasado los convenios suscritos en 2005 y en 2009 entre Madrid, el Ejecutivo, cabildos y ayuntamientos. El Ministerio de Fomento sostiene que el Ejecutivo no ha justificado 76,2 millones que adelantó para la ejecución de los acuerdos, lo que imposibilita la percepción de nuevos fondos.

Las administraciones isleñas y el Estado llegaron a firmar 46 convenios de rehabilitación y reposición de los que ya se han culminado 14, lo que significó el arreglo y la reconstrucción de las viviendas de 2.374 familias canarias. Según la consejera de esta área del Gobierno regional, Inés Rojas, el Ministerio de Fomento “decidió unilateralmente durante el año pasado no finalizar los 32 convenios de rehabilitación y reposición restantes firmados con las administraciones públicas canarias”, y no admitir las prórrogas que los ayuntamientos solicitaban para poder ejecutar las obras, “a veces tan costosas”, como las reposiciones, dada la escasez de recursos por la crisis.

76,2 millones

Por su parte, desde Fomento se niega que el Estado vaya a dejar de financiar las ayudas para la rehabilitación y alquiler de viviendas y se afirma que el Ejecutivo regional sigue sin justificar los 76,2 millones de euros, bien porque no se ha gastado el dinero o bien porque la Comunidad Autónoma no tiene recursos para afrontar su parte y con ello paraliza la inversión estatal. Estos acuerdos se cofinancian entre el Estado, el Gobierno y, una menor parte, por las corporaciones locales e insulares.

Desde el Ministerio se señala, además, que la Ley de Arrendamientos Urbanos obliga a mantener las líneas de ayuda y su traspaso al nuevo Plan Estatal de Viviendas 2013-2016, donde se prevén 55 millones de euros para estas obras. Inés Rojas insiste en que se han justificado todas las infraestructuras acometidas en el anterior plan, por lo que ya ha remitido una carta a la ministra de Fomento, Ana Pastor, para que “fije una fecha para la firma urgente del convenio de colaboración bilateral” entre ambas administraciones para desarrollar el nuevo Plan Estatal de Viviendas. Sin esta firma, según la consejera, no se puede hacer nada.

La diputada del PP responsable del ámbito de Vivienda, Cristina Tavío, recalca que el Gobierno canario no dice la verdad y que la inejecución del área de Inés Rojas es un “escándalo”, porque las obras “solo tienen el cartel pero no han hecho nada y se han gastado el dinero en otras cosas”, critica.

Las áreas de rehabilitación y reposición han sido vitales para recuperar los barrios isleños más deteriorados por el paso del tiempo y la baja calidad de los materiales empleados, así como para mejorar las condiciones de vida de sus residentes. A estos objetivos se suma el efecto de activar la economía del Archipiélago y crear empleo en el sector más castigado por la crisis económica, la construcción.

En estos momentos, quedan por reponer las 56 viviendas en el barrio de El Centurión, en La Laguna, y 115 en barrio de Nuestra Señora de La Candelaria, en Tenerife. A ellos hay que añadir las 37 cuarterías de Mata y 114 inmuebles de Tamaraceite, en Gran Canaria, así como la reposición de la primera fase del barrio de Valterra (100 viviendas) y de Titerroy (66), en Lanzarote. En cuanto a la rehabilitación, estaban suscritos convenios en Santa Cruz de Tenerife, en Las Palmas de Gran Canaria y en Fuerteventura. Los vecinos siguen la disputa indignados.

Al retraso en los convenios de las viviendas de rehabilitación y reposición se une la demora en la adjudicación de 376 casas de obra nueva, las últimas viviendas de promoción pública construidas por la Comunidad Autónoma para alquiler social, y cuya concesión lleva paralizada desde 2011.

Inés Rojas culpa al sindicato CCOO por recurrir el sistema de sorteos adoptado por el Gobierno canario para agilizar las adjudicaciones, como hacen en otras comunidades autónomas. Dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y del Tribunal Supremo en 2012,a raíz del recurso de la organización sindical, declararon contrario a los principios de equidad y justicia que las viviendas de protección pública se distribuyan por sorteo cuando hay más solicitantes que casas, sin valorar cuáles de ellos son los más necesitados.

Tras las resoluciones, el Ejecutivo autónomo aprobó un decreto de la Ley Canaria de Viviendas de 2003 con la modificación de que el sorteo será entre demandantes en los que “concurran condiciones de necesidad análogas”, con lo que desbloqueó la forma de adjudicación.
Según el sindicato, desde entonces se pueden otorgar viviendas pero el Gobierno lleva un año sin hacerlo.

Denuncia, de hecho, que el Registro Público de Demandantes, creado por el Ejecutivo para simplificar la inscripción de los solicitantes, está inoperativo desde el 19 de febrero de este año porque la empresa que se encargaba de su gestión ha desistido de hacerlo, y ahora son los funcionarios los que, a cuenta gotas, están realizando el proceso de selección, según representantes de CCOO.

La adjudicación de las viviendas de promoción pública se realiza a través de un sistema de sorteos mixtos ante notario, al igual que ya se hace en otras comunidades, explica la Consejería.

Previa inscripción en el Registro Público de Demandantes, en estos sorteos se establecen diferentes cupos, uno general, y otros siete específicos, con el fin de realizar una discriminación positiva a los grupos de población con más necesidad de vivienda, como son jóvenes, mayores, mujeres víctimas de violencia de género, personas con movilidad reducida, emigrantes retornados, familias con un máximo de dos miembros y situaciones excepcionales.

La Comisión de Vivienda, integrada por representantes de la Administración autonómica, cabildos, ayuntamientos, sindicatos, constructores, promotores y colegios profesionales, da el visto bueno al listado definitivo. Hasta ahora se han entregado 46 viviendas.